Mis abuelos Marita y Eugenio con mis bisabuelos María y Manuel y la familia Martínez Quesada

Eugenealogía

La palabra eugenealogía es un anagrama de mi nombre y mi afición favorita. Además por la raíz eu- (del griego bien) podría ser algo como la buena genealogía. Yo creo que existe una eugenealogía que trata de conocer a los que nos precedieron, saber de donde venimos, y no se queda en la acción de recoger datos como nombres, apellidos y fechas.

La genealogía puede ser descrita de muchas formas. Para mi es la forma de desarrollar mi apetito de buscador.

Hoy empiezo a escribir en este blog con la ilusión de que se convierta en un lugar de encuentro para otros buscadores de nombres y apellidos, fechas y libros viejos, como yo.


27 de diciembre de 2011

mi abuelo Eugenio

A propósito de lo que cuenta una foto, mi madre me ha hecho algunas correcciones.
En las fotos que publiqué en esa ocasión, las casas que se ven detrás de mi madre y su hermana, o de mis abuelos no es la casa de mis padres de aquel tiempo. Se ve la acera de enfrente. En la casa de la esquina vivía el barbero y su barbería. La nuestra era el número cinco y desde su puerta tomó mi padre esas fotografías tan bonitas. Mi padre dejaba su moto aparcada enfrente a veces.
La otra corrección es sobre mi abuelo Eugenio del Rey Sáez. Yo dije que se le veía envejecido y algo encorvado, y eso fue un error.
Dice mi madre que su papá tuvo muy buena planta hasta el final de sus días. Si se le ve un poco encogido es por sujetar a uno de sus nietos mientras les hacían la foto. El pelo siempre lo llevaba muy corto, como un cepillo y tenía grandes entradas. Esto lo hemos heredado algunos de nosotros ¿verdad?
Sin embargo, y a pesar de su diabetes tenía siempre muy buen aspecto.
Una foto puede decir mucho pero más dirán siempre los que estaban allí. Por eso es tan importante hablar con nuestros familiares sobre su vida. Que nos la cuenten los protagonistas.

2 comentarios:

  1. Hola Eugenio, he leído tu comentario sobre el abuelo. Es grande mi desconocimiento sobre mis/nuestros antepasado, incluso los más recientes. Yo no llegué a conocer a los abuelos maternos y no se mucho de cómo eran. Está bien saber estas cosas pues nuestro futuro se construye mejor si conocemos nuestro pasado. Gracias por tu trabajo y espero que sigas informándonos.
    Una puntualización, en referencia a las fotos familiares, yo soy la 5ª y cuando empecé a tomar conciencia de la importancia de tener esos recuerdos ya no quedaban muchas fotos en la lata de cola cao para elegir o para coger, así que nuestros hermanos más pequeños no tuvieron mucha opción, no cuestión de falta de interés.

    n beso, maje

    ResponderEliminar
  2. Gracias María Jesús por pasarte por aquí y dejar un comentario.
    Tienes toda la razón, los más pequeños de la casa no tienen fotos familiares porque no tuvieron esa opción como dije en la entrada lo que cuenta una foto. Pero debéis saber que el genealogista de la familia puede tener también la labor de cronista y de proveedor de imágenes. Je je.
    Estoy a vuestra disposición.

    ResponderEliminar