Mis abuelos Marita y Eugenio con mis bisabuelos María y Manuel y la familia Martínez Quesada

Eugenealogía

La palabra eugenealogía es un anagrama de mi nombre y mi afición favorita. Además por la raíz eu- (del griego bien) podría ser algo como la buena genealogía. Yo creo que existe una eugenealogía que trata de conocer a los que nos precedieron, saber de donde venimos, y no se queda en la acción de recoger datos como nombres, apellidos y fechas.

La genealogía puede ser descrita de muchas formas. Para mi es la forma de desarrollar mi apetito de buscador.

Hoy empiezo a escribir en este blog con la ilusión de que se convierta en un lugar de encuentro para otros buscadores de nombres y apellidos, fechas y libros viejos, como yo.

Granada Noviembre 2011

21 de mayo de 2017

Forca o Folca



Mi abuela paterna, la nº 5 de esta genealogía se llamaba Josefa Belmonte Forca. O así creíamos todos hasta ahora.
En mis últimas investigaciones he descubierto datos que me hacen tener dudas acerca del verdadero segundo apellido de mi abuela.

Su madre, de la que heredó el apellido, se llamaba Josefa. Aunque, en realidad, la bautizaron como María Josefa Nicasia Micaela. Era hija legítima de Bartolomé Folca, por lo que su apellido debería haber sido Folca, pero no. En la partida de bautismo cuya fotocopia podemos ver a continuación mi bisabuela consta como María Josefa Forca Sánchez. Esto es una contradicción dentro del mismo documento.
Partida de bautismo de Josefa Forca Sanchez 1873

Al principio creí que podía ser un error puntual y continué con el apellido Forca para todos los ascendientes de mi abuela paterna.
Cuando pude ver las partidas de bautismo de otros integrantes, más antiguos de esta rama familiar, comprendí que hubo una  sustitución institucional del apellido Folca por Forca.
Revisando las fotocopias de documentos originales que tengo en mi archivo, he podido comprobar que no existía tal confusión hasta que fue bautizada mi bisabuela María Josefa (nº 11 de mi genealogía).
En la partida de bautismo de Bartolomé Folca Martínez no hay ninguna duda de la grafía correcta de su apellido y del de su padre Matheo Folca Alegría.

   En el Archivo de la Parroquia de Santa María, catedral de Murcia, consultado a través de la página familysearch.org, encontré la partida de bautismo de María Antonia Folca Pluma; una hermana de Juan Folca Pluma, tatarabuelo de mi abuela paterna. Y sus ascendientes también constan como Folca.
Este Juan Folca Pluma era hijo de Matheo Folca Belasco y nieto de Juan Folca.
Curiosamente, en la partida matrimonial de mi bisabuela Mª Josefa Folca Sánchez, sí consta este nombre con el apellido Folca. Esto puede significar que ella no se dio cuenta del error cometido en su bautismo y seguía usando el apellido de su padre.
Si nos remontamos a épocas anteriores, En el siglo XVII, e incluso hasta principios del siglo XVIII, los antepasados de mis Folca se llamban, en realidad Garcia Folca, como apellido compuesto.
Partida de bautismo de Joseph Garcia Folca Gamarra, mi noveno abuelo 1699.
Como podremos comprobar hay muchos apellidos actuales que se presentan con diferentes grafias. Sin embargo, esto no nos asegura su procedencia de ramas distintas.

4 comentarios:

  1. Imagino que no todos sabían escribir y que basta que el escribiente tuviera mal oído o el hablante pronunciará mal para que se produjeran este tipo de errores. No es así, Eugenio? Cómo siempre te digo, haces un trabajo súper interesante. Muchas gracias por seguir con la historia familiar.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Susy.
    Si, seguramente lamayoría de los cambios de apellidos son involuntarios, debidos a la falta de alfabetización de la población. Esto se suma a la pronunciación peuliar de cada región. Ya sabemos que en Murcia, a veces, se ha sustituido una R escrita por una L hablada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Es muy interesante este descubrimiento Eugenio. Esto oodria explicar que haya apellidos ten parecidos, pero en los que cambia una letra.
    Gracias por seguir con esta investigacion y alumbrarnos sobre nuestros antepasados.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. En efecto, hay muchos ejemplos de apellidos muy parecidos entre sí, cuyos "usuarios", se esfuerzan en recalcar estas diferencias. No sé si esto tiene mucho sentido, habida cuenta de que, es posible que procedan del mismo tronco. Por ejemplo Giménez o Jiménez. Ambos proceden de Ximénez, y este de hijo de Ximeno.
    Un beso Maria Jesús y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar